Bajo estas circunstancias particulares, nuestros datos muestran cómo ha evolucionado el ciclismo en Europa. Estamos más que nunca disponibles para satisfacer las nuevas necesidades (instalaciones ciclistas temporales, gestión del desconfinamiento, etc.), ¡contáctenos!

Lista de artículos
15 junio 2020
De proyecto piloto a permanente: el caso del puente Burrard hace diez años
Compartir el articulo

En la entrada del blog de este mes, vamos a retroceder en el tiempo para ver uno de nuestros proyectos favoritos, el proyecto de carril bici del Puente Burrard en Vancouver, Columbia Británica.

Diez años después, ¿qué puede enseñarnos el Puente Burrard sobre proyectos piloto, carriles bici y recogida de datos?

El Puente Burrard de Vancouver antes del proyecto del carril bici en 2009 Fuente: Google Maps

En 2009, se retiró del puente un carril para vehículos y se construyó temporalmente un carril para bicicletas protegido, a fin de dar cabida al creciente número de ciclistas que cruzan el puente (entre 1994 y 2004, los viajes en bicicleta hacia y dentro de Vancouver aumentaron un 180% y los viajes a pie aumentaron un 44%) y para reducir los conflictos en las aceras de uso compartido con los peatones.

Diagrama de reasignación de carriles del puente Burrard (2009) || Fuente: Ciudad de Vancouver

En ese momento, las críticas de los conductores, de los residentes y de los políticos sobre el carril bici propuesto fueron muy numerosas. Los críticos predijeron un caos masivo en el puente y en el centro ciudad. La cobertura de los medios se centró en los conductores enojados que temían lo peor. Sin embargo, el carril para bicicletas protegido proporcionaba a los ciclistas poder cruzar de forma segura entre dos partes de la ciudad.

Hubo cuatro elementos clave durante la ejecución del piloto: 1) la incorporación de barreras protectoras para separar los carriles bici del tráfico; 2) modificaciones de las señales de tráfico; 3) medidas de prioridad de tránsito para minimizar los impactos en el tránsito y; 4) un programa de monitoreo para evaluar los impactos y los niveles de flujo (conteo de tráfico, monitoreo de señales y tiempo de viaje).

Contar desde el primer día

La obtención de datos de conteo de bicicletas fue una parte importante del proyecto desde el primer día. Con el fin de satisfacer las necesidades del proyecto, el equipo de I+D de Eco-Counter se puso a trabajar duro para crear algo nuevo. Se necesitaba un contador temporal, con la durabilidad necesaria para soportar altos volúmenes de bicicletas durante toda la ejecución del proyecto. Nuestro contador temporal de TUBOS, por ejemplo, se recomienda para programas de conteo de 2 a 6 semanas. Nuestro contador de bucle inductivo ZELT es para el recuento permanente, e implica la instalación en la infraestructura. La primera versión del Easy-ZELT, diseñado para proyectos «semi-permanentes» de 3-12 meses, nació.

Se instaló un Easy-ZELT en el carril bici temporal desde el primer día, y permaneció allí durante todo el año de prueba.

“Al reunir los datos desde el principio, la ciudad de Vancouver fue capaz de obtener la historia completa del proyecto. Para ello, tuvimos que crear un nuevo tipo de contador que pudiera instalarse rápidamente sin necesidad de obras civiles. (Jean-Francois Rheault, Director, Eco-Counter) ”

Tras el proyecto piloto, los datos de conteo de bicicletas fueron analizados en combinación con los datos de tráfico. Los datos mostraron que cerrar un carril motorizado para transformarlo en un carril para bicicletas, en realidad permitía que más gente usara el puente que antes.

Según la ciudad de Vancouver, entre julio de 2009 y julio de 2010, se realizaron un 24% más de viajes en bicicleta sobre el puente que los que se habrían realizado si no se hubiera producido la reconfiguración, lo que supone 200.000 viajes adicionales en bicicleta en un año. El crecimiento fue más espectacular durante el verano y los fines de semana de otoño, donde el volumen aumentó entre el 40 y el 70%.

El personal de la ciudad también estudió el impacto del carril bici en la congestión automovilística. Mirando los datos del GPS de los autobuses de la ciudad, no se encontró ninguna diferencia entre los tiempos de viaje antes y después de la introducción del carril bici.

De temporal a permanente

El proyecto temporal fue un éxito y el carril bici protegido se convirtió en permanente. El Easy-ZELT fue reemplazado por un contador ZELT permanente que sigue registrando datos de conteo de bicicletas hoy en día.

Ahora hay un carril bici unidireccional a cada lado del puente, además del espacio preexistente en la acera para los peatones. En 2018, se contaron más de 1,3 millones de bicicletas en el puente, más de 3.500 cada día en promedio. Un contador Eco-DISPLAY Classic muestra con orgullo el número de bicicletas que han pasado hasta ahora ese día, y ese año hasta la fecha. En junio de 2020, el Puente Burrard ya había contado más de medio millón de ciclistas en lo que va de año.

En 2020, poco más de 10 años después, el desarrollo del carril bici del puente es presentado ahora por los funcionarios de la ciudad de Vancouver y sus planificadores urbanos como un punto de inflexión en la política de la ciudad a favor del ciclismo, así como un modelo para la realización de la red ciclista segura de la ciudad.

 

Il n'y a pas encore de commentaires

Laissez un commentaire

Votre e-mail ne sera pas publié
Entrez votre nom
Entrez votre email

Contacto